Psicología y tecnología: una profesión de futuro

Por buscar nombres rimbombantes, podríamos llamarlo “psicotecnólogo” o “tecnopsicólogo”. O quizá simplemente psicólogo que sabe de tecnología. Pero ¿qué es esto y por qué digo en el título que se trata de una profesión de futuro?

Hace ya varios años, desde que estudiaba mi licenciatura de psicología, vengo dándole vueltas al sin sentido que suponen los senderos laborales tradicionales en el sector de la psicología. Como ya comentaba en otro post, a los alumnos de psicología se les parece machacar continuamente con que sus únicas salidas laborales posibles son o la clínica, o los recursos humanos, o el tercer sector (asociaciones, fundaciones…) o, como mucho, algún empleo en temas de reconocimientos médicos o publicidad.

Creo que ha llegado el momento de decir basta y decir la verdad, las cosas tal y como son. Y aquí van una serie de verdades:

1) Si estás estudiando psicología o has estudiado psicología tus posibilidades de estar en el paro son MUY elevadas. Que sí, que sí, que era la pasión de tu vida, que siempre has querido ayudar a los demás y que con esfuerzo y compromiso todo se consigue… incluso el engañarte a ti mismo pensando que eso va a cambiar tus posibilidades de vivir de la psicología.

2) Si tienes conocimientos de psicología, y SÓLO de psicología, tus conocimientos no valen nada en el mercado actual. Cero. Nulo. Vacío. Haberlo pensado mejor durante tus años de carrera. Y si estás estudiando todavía estás a tiempo de remediarlo.

3) De los conocimientos que hayas aprendido o estés aprendiendo en la carrera sólo te van a resultar útiles en tu vida un bajo porcentaje, y muchos de los contenidos que aprendas estarán ya desfasados en el momento en que los aprendas, porque resulta que quienes te los enseñan están menos actualizados que tú.

4) De la gente que habitualmente te ofrece orientación profesional o laboral de cara a tu futuro, normalmente profesores y algunos profesionales en activo, la mayor parte te van a dar consejos y orientaciones inútiles, cuando no contrarias a lo que de verdad ocurre. La razón es muy sencilla: la mayor parte de ellos no están en contacto con el mercado laboral y su orientación se suele basar en lo que ellos vivieron cuando accedieron al mercado laboral.

5) Como consecuencia de lo anterior, es falso que como psicólogo tus únicas salidas laborales sean la clínica, los recursos humanos, el tercer sector, los reconocimientos o la publicidad.

Y ahora que probablemente estés buscando ya los criterios diagnósticos de algún trastorno del estado de ánimo en el DSM, llega la parte buena: hay alternativas.

La psicología es una ciencia con innumerables aplicaciones a sectores muy diversos. Quizá deberías plantearte que puedes aplicar el conocimiento del que dispones a otros sectores en los que nunca hayan oido hablar de un psicólogo.

Actualmente uno de los sectores donde más se demandan profesionales es el sector tecnológico. Un psicólogo, con sus conocimientos, tiene mucho que aportar en muchas áreas de desarrollo tecnológico, desde la usabilidad hasta el desarrollo de procesos, pasando por sus potenciales contribuciones en el sector del e-health, especialmente en lo que a salud mental respecta.

Claro que para poder aportar estos conocimientos a sectores diferentes necesitas tener conocimientos sobre ese sector objetivo. No puedes pretender aportar tus conocimientos de psicología al sector del e-health si no sabes lo que es el e-health. Y aquí está el punto clave en el que falla  el 99% de los estudiantes de psicología y psicólogos recién titulados que no saben o no quieren mirar a su futuro: no tienen formación técnica.

Actualmente un psicólogo no tiene ningún valor. Hay millones de psicólogos que son muy buenos profesionales y muy apasionados. Pero ¿y un psicólogo que sepa programar? ¿y un psicólogo que sea experto en estadística y probabilidad? ¿y un psicólogo especialista en big data? ¿y un psicólogo con formación en machine learning? La cosa cambia. Y lo único que ha sido necesario para darle valor al perfil profesional del psicólogo es complementarlo con otras áreas en las que exista demanda e innovación actualmente. Esa combinación del perfil de psicólogo con el perfil de tecnólogo (en algún campo) es la que te va a proporcionar valor en el mercado laboral.

Quizá te suene complicado, aburrido, o pienses que no tiene nada que ver con aquello a lo que has decidido dedicarte. Yo no lo creo, pero en todo caso tú decides si quieres estar en el paro por dedicarte a lo que tú decidiste dedicarte, o bien aportar valor a tu perfil profesional y dedicarte a otros campos que pueden ser tan o más satisfactorios como los tradicionales.

Incluso si lo que más te apasiona es la psicología, te planteo lo siguiente. Es una ciencia que lleva varias décadas bastante estancada. Las novedades que se han producido han venido principalmente de la neuropsicología y otras ramas más médicas, gracias a la labor desempeñada por matemáticos, físicos e ingenieros al desarrollar mejores técnicas de exploración. Seguimos con nuestros tests, como si fueran la panacea y realmente midieran algo, con nuestras teorías (una gran parte basura desde el punto de vista científico) y con métodos de trabajo que no se actualizan ni avanzan desde hace 20 o 30 años.

¿Dónde está el origen de este estancamiento? En mi opinión, en que no se ha aplicado la tecnología existente a nuestro campo. Y eso ha ocurrido porque los psicólogos nunca han tenido conocimientos tecnológicos suficientes como para hacerlo. Si la psicología sigue así, tenderá a desaparecer. Serán otras ramas del conocimiento las que avancen y se hagan cargo de las áreas que actualmente abarca nuestra ciencia. Y si no, tiempo al tiempo.

Estamos a tiempo de cambiarlo siendo psicólogos diferentes, con conocimientos técnicos y tecnológicos, con amplios conocimientos matemáticos que nos permitan desarrollar modelos cuantitativos del comportamiento humano, con capacidad para aplicar las innovaciones tecnológicas a nuestro campo, innovando y avanzando en el estudio de los diferentes problemas.

En tu mano está decidir tu futuro. Juegas además con la ventaja de que, por su corpus teórico, los psicólogos a menudo debemos trabajar con una ciencia poco exacta, con incertidumbre y en constante cambio. ¿Esto es una ventaja? En mi opinión sí. Una persona que está acostumbrada a trabajar en condiciones de incertidumbre puede adaptarse mucho mejor a determinadas situaciones que quien acostumbra a vivir en entornos rígidos, y esto sí tiene valor en el mercado laboral actual.

Sea como sea, espero que este post te sirva para reflexionar, plantearte tu futuro y dar un giro de timón para coger un rumbo adecuado desde el punto de vista profesional y personal. A mí me hubiera gustado que alguien me dijera todo esto cuando empecé a estudiar y por eso lo publico

Si tienes cualquier comentario, duda o sugerencia puedes dejarlo en la parte inferior.

4 comentarios

  • pablo dice:

    Hola Víctor, una pregunta de un estudiante que quiere dedicarse a la neuropsicología. ¿Volverías a estudiar psicología?

    • Hola Pablo. Sí que volvería a estudiar psicología. Mi matiz quizá estaría en que, además de psicología, estudiaría también materias de otras disciplinas como medicina, biología, matemáticas y alguna ingeniería. ¿Y por qué todo esto? Pues porque pienso que la neuropsicología, al igual que las neurociencias en general, van a ir por un camino mucho más diferente al que estamos acostumbrados, gracias principalmente a los avances en nuevas tecnologías.

      Como resulta bastante dificil saber de tantas cosas, probablemente haya que elegir, y ahí entran tus gustos, preferencias, conocimientos actuales, etc.

      En mi opinión, una de las cosas más positivas de la psicología es que es una disciplina muy transversal, con la que vas a adquirir conocimientos aplicables a muchos campos y momentos, y que sin duda puede darte muchas de las bases necesarias acerca de neuropsicología. Recuerda también que, mientras estudies psicologia, está en tu mano profundizar más en unas ramas u otras. Si te gusta la neuro, seguramente tienes accesible alguna biblioteca de tu facultad en la que encontrar muchos libros interesantes con los que aprender. Prueba también a preguntarle a tus profesores de materias relacionadas con neuropsicología. Seguro que muchos están encantados de poder transmitirte lo que ellos saben.

      Espero que te sirva.
      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Saragosana
      Totalmente de acuerdo contigo. Soy ingeniera informática, me gusta la analítica y creo que la psicología es una de las patas de los nuevos perfiles técnicos que están apareciendo, y van a aparecer. Es por ello que he optado por estudiar psicología teniendo ya un trabajo estable totalmente técnico, mi reorientación profesional va de la mano de la psicología pero sin dejar de lado la parte técnica con la que creo se complementa a la perfección en estos años del boom del marketing digital, la analítica y todo lo relativo a internet, que a fin de cuentas está orientado a las personas y sus comportamientos. Un curso de analítica o de marketing (de los que tengo varios, algunos caros y otros no tanto) se queda corto en este área, hay que ir más allá y formarse con conocimiento de causa. Espero no haberme equivocado en mi elección, pero por ahora estoy convencida de que mi decisión es la correcta. Todo está conectado y con el exceso de información actual muchas carreras están demasiado especializadas para la demanda de conocimiento global de hoy en día. Me ha encantado tu post.

      • Saragosana dice:

        Totalmente de acuerdo contigo. Soy ingeniera informática, me gusta la analítica y creo que la psicología es una de las patas de los nuevos perfiles técnicos que están apareciendo, y van a aparecer. Es por ello que he optado por estudiar psicología teniendo ya un trabajo estable totalmente técnico, mi reorientación profesional va de la mano de la psicología pero sin dejar de lado la parte técnica con la que creo se complementa a la perfección en estos años del boom del marketing digital, la analítica y todo lo relativo a internet, que a fin de cuentas está orientado a las personas y sus comportamientos. Un curso de analítica o de marketing (de los que tengo varios, algunos caros y otros no tanto) se queda corto en este área, hay que ir más allá y formarse con conocimiento de causa. Espero no haberme equivocado en mi elección, pero por ahora estoy convencida de que mi decisión es la correcta. Todo está conectado y con el exceso de información actual muchas carreras están demasiado especializadas para la demanda de conocimiento global de hoy en día. Me ha encantado tu post.

  • nicolas dice:

    Coincido plenamente con todo lo dicho, es asi como me siento y estoy en un proceso de busqueda de alternativas. Hay que buscar aplicaciones a la psicologia, ahi esta la clave, sea en la enseñanza de idiomas ( tema ya muy poblado) en marketing, en nuevas tecnologias… ya que lo que te enseñan en la carrera, saberte a freud o rogers pues es muy bonito pero esas teorias no sirven para nada en la actualidad, tan solo para cultura general, pero nadie paga por eso.

    solo que no es facil buscar una aplicacion porque muchos no tenemos formacion en otros campos… y claro ponerme hacer un master de programacion de algo por decir una cosa… sin tener ni idea de informatica… ( mas alla del nivel usual)

    No se entiendo tu concepto pero para aplicarlo a la realidad los que ya hemos acabado es dificil, aun asi hay que intentarlo. Eso si si fuese estudiante de la carrera todavia, lo tendria muy en cuenta.

    un saludo, he descubierto por casualidad esta web

Leave a Comment